Han ganado panistas 4 de 5 debates presidenciales pero apenas 2 elecciones

Han ganado panistas 4 de 5 debates presidenciales pero apenas 2 elecciones

22
0
Compartir

MEXICO.- Tras 5 elecciones presidenciales, en 4 ocasiones los panistas han salido mejor librados de los debates presidenciales en México (Diego Fernández de Cevallos en 1994, Vicente Fox en 2000, Felipe Calderón en 2006 y Ricardo Anaya en 2018), pero hasta hoy solo 2 se han traducido en triunfo electoral para los azules.

En 2012 no hubo un claro vencedor y solo Gabriel Quadri (el candidato del PANAL y cuarto en “,”) logró atraer algo de atención, aunque no suficiente para impedir el triunfo del favorito desde el principio, el priísta Enrique Peña Nieto.

En el año de la transición (2000), el panista Vicente Fox llegó al poder con la tersura de Ernesto Zedillo Ponce de León, quien dejó solo al sinaloense Francisco Labastida Ochoa, quien perdió pese al eslogan de apoyo del cantante juarense “Juan Gabriel”.

La confrontación directa entre candidatos sólo ha dejado frases para el anecdotario, el recuerdo de una voluptuosa edecán que robó la atención en 2012 y, en el mejor de los desempeños (1994), concluyó en el misterioso ostracismo final del claro triunfador del primer debate, el panista Diego Fernández de Cevallos.

En el 2006 los 2 debates le permitieron a un entonces poco protagonista Felipe Calderón, atrapar la atención de una mayoría que no querían un gobierno socialista en México y se convenció de que el “voto útil” seria a favor del panista en detrimento del priísta Roberto Madrazo quien quedó reducido a un lejano y humillante tercer lugar.

Ahora Ricardo Anaya busca repetir la hazaña lograda hace 12 años por Felipe Calderón, quien vino de atrás, pero ahora tiene en contra el desprestigio de 2 gobiernos panistas que, aunado al fracasado sexenio del Enrique Peña Nieto, han provocado que un izquierdista como AMLO, rechazado por la mayoria de los mexicanos ya en 2 ocasiones, ahora sea visto como la opción viable por los electores para hacer las cosas “menos peor” de lo que lo han hecho los anteriores.

El final de esta historia tiene un pronostico reservado para este 2018 y dependerá del nivel de participación que, vale la pena recordar, en 1994 tiene el record con un porcentaje del 85% del padrón electoral de ese entonces y el cual se decidió con el “voto de miedo” y al “voto de lástima” que aunado al respaldo oficial desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, le permitieron a un incípido Ernesto Zedillo conservar la presidencia para el PRI.

Hoy la historia es totalmente distinta e inédita.

 

Por: Juan Barrientos Márquez

 

 

No hay comentarios