Premiaron a Alfredo López Austin con la presea “Gawí Tónara 2018”

Premiaron a Alfredo López Austin con la presea “Gawí Tónara 2018”

5
0
Compartir

CHIHUAHUA.- El gobernador Javier Corral Jurado entregó esta noche la presea Gawí Tónara, al doctor Alfredo López Austin, por sus investigaciones sobre las culturas indígenas de México, en ceremonia efectuada en el Teatro de Cámara “Fernando Saavedra”, en el Complejo Cultural Chihuahua.

En su mensaje, el mandatario estatal expresó su beneplácito por entregar, en el marco del Festival Internacional Chihuahua “Reflejos del Mundo”, el premio más importante del estado, la Presea Gawí Tónara, Pilares del Mundo.

Detalló que este galardón fue elaborado en bronce pulido con diversos esgrafiados que fue bosquejado y fundido con el sistema de cera perdida, por el talentoso pintor y escultor Luis Y. Aragón.

Afirmó que esta presea se otorga desde el 2006 a virtuosos chihuahuenses que han dejado una huella profunda, relevante, que han hecho una aportación a nivel mundial y que han puesto en alto el nombre del estado.

El gobernador celebró que en esta edición se reconoce al doctor López Austin, quien tiene en su haber muchas obras y también varias distinciones por sus contribuciones.

“Esta noche lo hemos puesto en sus manos como una manera de reconocimiento y agradecimiento por su largo caminar en el campo de la investigación y el conocimiento profundo de las raíces de nuestra vasta historia, y le damos las gracias, Doctor,  por poner el nombre de Chihuahua en alto, por su empeño, por su visión, por su vocación, por las horas de desvelo y pasión por lo que hace”, dijo al galardonado.

Manifestó al doctor López Austin: “es usted, hoy más que nunca, un ejemplo para todas y todos nosotros, en especial como usted lo dijo, para las y los jóvenes de Chihuahua, porque ese es precisamente el mensaje que se está dando esta noche a través de una trayectoria como la suya y de una condecoración como la que ahora entregamos, que estos sueños se pueden cumplir y si se trabaja con tesón, con sacrificio, si se lucha por lo que uno ama y por lo que uno cree, los frutos entonces aparecen y se forjan trayectorias como la suya”, asentó.

Le agradeció por regresar a Chihuahua y rendir estos frutos, que más que cuentas son el fruto de un tesón y de una pasión.

Tras recibir el premio, Alfredo López Austin compartió con la concurrencia que fue un joven que se formó en secundarias y preparatorias federales de Juárez, lo que fue el centro de su vida, cuando se adquirieron los valores y tuvo la oportunidad de caer en manos de un grupo de profesores formados en la mística cardenista, que enseñaron a sus alumnos cuál era su obligación con el mundo, con el estado, con la sociedad y con la vida.

Relató que después salió de aquí a trabajar con su familia fuera de la entidad y ahora vuelve a su tierra, a rendir cuentas y muchos de sus familiares presentes en el evento, atestiguaron que se fue, trabajó, hizo lo que pudo hasta que se convirtió en viejo.

“Si hubiera podido hecho más, lo hubiera hecho y en estos momentos recibo la presea Gawí Tónara, sabiendo que es el pilar del mundo, los cuatro pilares del mundo, las vías de comunicación que establecieron los dioses para que en este y en el otro mundo hubiera un flujo constante de fuerzas, de tiempo y también de reconocimiento de los hombres a la divinidad”, compartió.

Expuso que en las culturas indígenas existen árboles que son concebidos: “como árboles en cuyas venas de sabia viajan los pensamientos, que no son sino las voces de otros, de miles y miles que al igual que yo tienen como anhelo no cumplido, la terquedad de modificar el mundo. No lo voy a ver, pero espero que el ser humano a través de su inteligencia, su voluntad, a través de fincarse cada uno en su propia tradición, sea capaz no de ver el pasado, sino de ver el futuro, Me iré sin verlo, pero me voy esperanzado en que así sea”.

En su participación, la secretaria de Cultural, Concepción Landa, dijo que Alfredo López Austin es un gran investigador de las culturas y cosmovisiones de México, además de que representa una escuela del americanismo, con una visión intimista, porque llega hasta lo más íntimo y profundo de los datos y expresiones indígenas, pero con un inmenso respeto, por lo cual resulta sumamente diferente.

Dijo que desde muy joven destacó con sus aportaciones a la comprensión del México indígena y más en concreto, de las antiguas y brillantes civilizaciones que florecieron hasta el momento de la conquista española.

Por lo anterior, ha contribuido como nadie a dilucidar zonas oscuras de las antiguas cosmovisiones y de la estructura general del pensamiento en el México indígena.

No hay comentarios