Inicio Chihuahua

Podría Chihuahua enfrentar la más compleja y difícil emergencia agropecuaria: Javier Corral

CHIHUAHUA.- En su comparecencia ante el pleno del Congreso del Estado, el gobernador Jurado advirtió que tras el vaciado de las presas para cumplir con el Tratado de Aguas de 1944 y ante la falta de lluvias, Chihuahua enfrentará la más compleja, difícil y extraordinaria emergencia en términos de su producción agropecuaria en 35 años, donde la afectación será incalculable para los productores de la Cuenca del Río Conchos y las miles de familias que trabajan en esta región.

Señaló que no se podrá asegurar el 100 por ciento de los derechos concesionados de en los tres distritos de riego de los que dependen 11 mil 724 productores, ya que para el año que entra la capacidad o el volumen útil de las presas no llegará a 650 millones de metros cúbicos.

Dijo al Congreso de Chihuahua el dato de que hace 35 años no se tenía en el estado de Chihuahua un año con tan baja precipitación pluvial como la que se enfrenta este 2020.

Sin embargo, apuntó que aún en esas condiciones, “Chihuahua está cumpliendo, está aportando y no admitimos que hayamos puesto nunca en tensión la relación con el gobierno de los Estados Unidos”.

En su exposición inicial ante los legisladores de todas las fracciones parlamentarias del Congreso del Estado, Javier Corral reiteró que el Tratado se va a pagar en tiempo y forma, con la aportación de Chihuahua y finalmente con la aportación de las presas internacionales y tal y cómo él se lo propuso y explicó ampliamente al Presidente en la carta que le envió desde el 28 de julio y de la cual, jamás obtuvo respuesta.

Todo lo demás, dijo a los legisladores, ha sido una lamentable campaña de desacreditación pública de un movimiento que genuinamente está preocupado por el futuro del ciclo agrícola de nuestro estado.

Advirtió al Congreso del Estado “para que nos hagamos cargo todos de esta realidad”, que al día de hoy, el almacenamiento útil de las presas está muy apenas por encima del 50% de su volumen. Mientras que para el siguiente ciclo agrícola primavera-verano, se requieren en los tres distritos de riego una cantidad de mil 200 millones de metros cúbicos de agua para asegurar el 100% de los derechos concesionados.

Informó que en los tres distritos dependen 11 mil 724 productores de riego y el volumen útil no llegará a 650 millones de metros cúbicos.

El gobernador expresó que la guía para su comparecencia ante el Congreso, era la propia carta que le envió al presidente el 28 de julio, ya que en ella hacía una explicación detallada del conflicto y exponía las posibles soluciones, que por desdeñadas, fueron haciendo crisis.

Dicha carta, reveló, fue sugerida por el propio canciller Marcelo Ebrard Casaubón con quien tuvo contacto a mediados del mes de julio pasado.

“El secretario de Relaciones Exteriores me preguntó abierta y directamente, si el Gobernador de Chihuahua iba o no a apoyar al Presidente de la República en el cumplimiento del tratado internacional de aguas de 1944. Indefinidamente le dije al canciller que sí como lo habíamos expresado una y otra vez en público y en privado”, reiteró el gobernador Corral.

Agregó que le dijo al canciller que “era necesario que el Presidente escuchara nuestra posición y nuestra postura y que fuera sensible a nuestras propuestas de cómo resolver el conflicto en el estado de Chihuahua”.

Entonces, señaló, el canciller me sugirió que escribiera al Presidente una nota informativa donde le propusiera las acciones específicas tanto en el corto, mediano, como en el largo plazo para abordar el problema del agua.

“La misiva que fue entregada por el Canciller al Presidente nunca tuvo una respuesta en ninguna de las propuestas específicas que el Gobernador de Chihuahua le planteó al Presidente de la República, por el contrario, lo que como todos nosotros pudimos observar y ver, el conflicto entró en una escalada de descalificación bajo una narrativa permanente de estigmatizar tanto a los productores en una primera etapa y luego a los propios esfuerzos del Gobierno del Estado en la siguiente y última etapa que hemos vivido”, recordó.

Sin embargo, sostuvo que siempre ha comprometido su colaboración, pero también siempre ha colocado en esa colaboración, los intereses del pueblo de Chihuahua y las capacidades materiales que el Estado puede otorgar al cumplimiento de esa obligación internacional.

“Quiero con toda claridad, rechazar la pretensión que busca establecer la falsa idea de que Chihuahua no ha colaborado con el pago del tratado o que no hemos permitido el cumplimiento del Tratado. Chihuahua ha aportado en este quinquenio más agua de la que ha portado en 15 años anteriores, y no se diga en el último año de este quinquenio en donde con relación al conjunto de los seis ríos tributarios, el Conchos aporta casi el 65% de la cuota”, reiteró el mandatario.

Agradeció a las diputadas y los diputados por la invitación a la máxima tribuna del estado, para este intercambio de puntos de vista sobre este que es uno de los temas que más preocupa y ocupa hoy a la sociedad chihuahuense en su conjunto.

Queremos diálogo respetuoso y mesa de negociación transparente: Gobernador

El Gobierno del Estado siempre ha tenido apertura al diálogo para llegar a una solución en el conflicto entre los productores chihuahuenses y el Gobierno Federal, por la extracción de agua de las presas de la región centro-sur de la entidad, expresó el gobernador Javier Corral en su comparecencia ante el Congreso del Estado para abordar el citado tema.

“Siempre hemos estado dispuestos al diálogo, en política el diálogo es irremplazable, no se puede eludir, pero queremos un diálogo respetuoso y queremos una mesa de negociación transparente, basada en el respeto a las partes”, declaró el titular del Ejecutivo.

Como parte de la agenda, el diputado René Frías Bencomo, del Partido Nueva Alianza (Panal), realizó al mandatario estatal preguntas como: ¿No intervino tardíamente el Gobierno del Estado? ¿De qué manera y cuándo el Gobierno del Estado ha solicitado diálogo, negociación y acuerdos al Gobierno Federal de manera formal? ¿Cuáles son los motivos por los cuáles no ha llegado a un acuerdo? ¿Cuál es la postura del gobernador de Texas? ¿Por qué siempre dice que es un problema político?

En su respuesta al legislador, el titular del Ejecutivo Estatal afirmó: “Vamos a ir a cualquier mesa de negociación que se abra o se establezca los productores y el Gobierno del Estado de Chihuahua juntos. Queremos un diálogo con dignidad, no queremos que nuestros agricultores sean sentados en la mesa de negociación en calidad de delincuentes, ni el Gobierno del Estado acusado de conspiración, exigimos un respeto para la genuina preocupación que existe en el estado de Chihuahua y particularmente en la región del Río Conchos”.

Manifestó que la administración estatal se ha propuesto siempre como interlocutor, el Gobierno del Estado ha estado puntual desde el inicio de este proceso, no he dejado de intervenir en las reuniones a las que ha sido convocado o que él ha propiciado.

Explicó que se ha reunido desde octubre de 2019 con los usuarios de riego, de donde surgieron todos los planteamientos que se llevaron a la Secretaría de Gobernación el 3 de diciembre de 2020, primera y única reunión a la que se ha convocado.

Ahí, se expresó la voluntad de cumplir con el Tratado, sin afectar los derechos de los concesionarios de los Distritos de Riego en el estado de Chihuahua, aspecto que tiene muy claro puesto que fue él mismo quien redactó ese comunicado de prensa.

El gobernador dio a conocer que posteriormente se celebraron diversas reuniones con Conagua, con Relaciones Exteriores y, la mayoría de ellas, con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana.

“Este es un dato no menor, el Gobierno de la República decidió y escogió como el principal interlocutor para darle seguimiento al conflicto del agua en Chihuahua al subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja. Eso estaba en la línea de la decisión que nosotros más hemos deplorado de la actuación del Gobierno Federal que es haber militarizado primero el conflicto y después haber dejado a la Guardia Nacional el resguardo directo de las presas”, señaló.

Reiteró que nunca ha abandonado el papel de interlocución y ha tenido reuniones con el gobernador de Texas y con el embajador de Estados Unidos en México, para darles a conocer, con información precisa y objetiva, como Chihuahua contribuye al pago del Tratado.

Rechazó categóricamente que Chihuahua haya conspirado en la mesa de seguridad en contra de las corporaciones o el Gobierno Federal.

“Condicionar la cooperación en seguridad pública solo refleja un talante autoritario y constituye un acto vengativo por nuestra posición en el tema del agua, ataca centralmente el espíritu del pacto federal que se sustenta en la cooperación, en la coordinación entre niveles de Gobierno, entre los poderes de la Unión, para atender áreas sensibles, trascendentales del interés público”, asentó.

Ahondó en este asunto y manifestó: “La seguridad pública no puede, no debe ser condicionada, ni ser rehén de disputas políticas o se diferencias ideológicas. En esto el Gobierno Federal ha cometido un retroceso en torno de uno de sus principales compromisos, que fue hacer de la seguridad pública un ámbito de neutralidad política”.

Javier Corral se volvió a pronunciar en contra del robo del agua, como lo consigna la carta que envió al presidente, en donde se proponen medidas específicas para combatir el robo del vital líquido y que la Conagua haga un operativo para ajustar a las superficies, realmente autorizadas, los sistemas de riego, pero en dos años la Conagua no ha querido tomar cartas en este asunto, concluyó.

La Federación cada vez nos regresa menos de lo que aportamos: Javier Corral

Chihuahua.- El gobernador Javier Corral externó en comparecencia con diputados del Congreso del Estado, que la Federación cada vez regresa menos recursos en comparación con los que la entidad aporta.

Precisó que Chihuahua debe analizar con mucha seriedad y hondura la posibilidad de salirse del Pacto Fiscal, porque la inequidad cada vez se convierte en una mayor injusticia, planteamiento que podría ser considerado por el gobierno entrante.

Lo anterior, ante la propuesta hecha por el diputado Jesús Velásquez, quien en representación de la Fracción Parlamentaria del PRI, respaldó al Gobierno del Estado de Chihuahua al señalar que la problemática afecta a todos y que no se trata de un conflicto de partidos, ni de colores.

Corral, aceptó que en estos momentos resulta difícil  plantear salirse del Pacto Fiscal, que es un tema de larga data y para el cual, a su administración ya no le da tiempo atender, aunque un nuevo gobierno podría tomarlo con mucha seriedad.

“Debe ser al inicio de la administración, porque se tarda un tiempo y no es fácil, porque coexisten por largo tiempo imposiciones de naturaleza distinta en materia fiscal”, explicó Corral en su respuesta al legislador.

Detalló que estos han sido momentos difíciles, por la relación tensa que hay con  la Federación, por una confrontación que no se quiso, pero que tampoco se pudo, ni debió evitarse.

“Porque se trata de la defensa de la dignidad de los chihuahuenses; nos pueden condicionar la seguridad pública, recortar los recursos, disminuir asignaciones, lo que no vamos a permitir, ni nunca podemos permitir, es que se ofenda la dignidad de los chihuahuenses, porque ese es nuestro principal valor”, sostuvo el mandatario estatal.

Recordó que a lo largo del conflicto por el agua de las presas del estado, ha acreditado jugar un papel de interlocución efectiva, tratando de conciliar a las partes, pero cuando escaló la narrativa de descalificación del gobierno de la república, “no tuvimos duda de hacer valer nuestra voz en favor de los agricultores de Chihuahua”.

Corral mencionó que esa discursiva de insinuaciones calumniosas, al tratar de vincular a los agricultores con la delincuencia organizada, radicalizó los ánimos y alejó las posiciones de cualquier entendimiento, por la irritación y condena social que esto desencadenó.

Condenó además el uso de instrumentos como la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que son fundamentales en el combate a la corrupción, pero no debieran ser utilizados como herramienta de intimidación o de presión.

Subrayó que esto termina por desnaturalizar su función que es combatir la corrupción, al sembrar el miedo y la intimidación, que ha sido el caldo de cultivo que generó la mala relación.

Reiteró que en la problemática centralmente se ha ofendido al pueblo y al gobierno de Chihuahua y que efectivamente sí se quiere el diálogo, “pero no vamos a ir humillados a sentarnos en la mesa del Gobierno Federal; nosotros pedimos diálogo respetuoso porque estamos representando genuinas reclamaciones”, finalizó el gobernador.

Velásquez por su parte, reconoció el liderazgo del gobernador al frente del Ejecutivo, particularmente en estos momentos en que las relaciones con el gobierno Federal no son las mejores.

Reiteró que el hecho de apostar en favor del gobierno de Chihuahua, es apostarle a que a Chihuahua le siga yendo bien, “por eso digo que la mejor manera de seguir representando y respondiendo a las necesidades y demandas de los chihuahuenses, es colaborar y trabajar en unidad, de manera conjunta”.

Consideró que cuando hay una afectación a la soberanía del estado, en este momento sí se comete una omisión al no levantar la voz, en reclamo a las acciones perversas del gobierno Federal.

“Ante la amenaza que claramente se ve por el Gobierno Federal, en automático estamos convocados a cerrar filas y defender celosamente a nuestro querido estado de Chihuahua”, afirmó.

Además consideró que si Chihuahua se sale del Pacto de Coordinación Fiscal para administrar sus propios recursos, sería la mejor noticia frente al nulo apoyo financiero y el abandono del cual se es víctima.

“Chihuahua no merece depender de un gobierno represor y autoritario, que lejos de cumplir con su responsabilidad en el pacto federal, solo recibimos insultos y atropellos”, expuso Velásquez.