Inicio Chihuahua

¡Aleluya!, Al fin permiten abrir templos; 30% en Juárez y 15% en Chihuahua

CHIHUAHUA.- Finalmente los templos de culto religioso pudieron abrir sus puertas a partir de hoy, con aforo de 15 por ciento en la región Chihuahua que mantuvieron en semáforo naranja, y con el 30 por ciento en la región fronteriza de Ciudad Juárez que colocaron en color amarillo, anunció .

Luego de muchos reclamos y solicitudes, las voces de filigreses fueron escuchadas por las autoridades estatales, quienes incongruentemente siempre permitieron los accesos a centros comerciales y maquiladoras hasta de un 50% de aforo pese a representar mayores riesgos, en comparación a los templos donde los asistentes generalmente están en silencio y sentados en bancas a una considerable “sana distancia”.

“Estamos hablando de templos o instalaciones para asambleas religiosas  que no sean mayores de un aforo de 900 o mil feligreses, ya en cupos mayores el Consejo Estatal de Salud establece el mecanismo del protocolo”, advirtió el mandatario estatal.

“Porque no todas las iglesias pueden tener las adecuaciones como lo pide el control sanitario y muchas iglesias no tienen espacios ventilados, incluso muchos templos tienen una sola entrada. Para ello vamos a tener un protocolo que está analizando el Consejo Estatal de Salud”, agregó.

El anuncio fue realizado por Javier Corral en Ciudad Juárez, cuando dialogó con vecinos de Pradera Dorada, feligreses de la parroquia de Nuestra Señora de la Paz, en la transmisión del programa Chihuahua Adelante.

“Nada más les vamos a encargar mucho que todos nos ayudemos a cuidar que se cumpla el protocolo sanitario, porque de ahí depende la vida de todos”, expresó.

Dijo que de acuerdo a estos protocolos se permite el culto religioso esencial o básico: las misas; lo que no está permitido todavía es la celebración de bautizos, XV años, bodas y primera comunión “porque inmediatamente lo que generan es la fiesta”.

Destacó que la reapertura será cuidadosa, paulatina y con mucha seguridad en acuerdo con obispos, sacerdotes y líderes evangélicos.

“Ellos nos han confirmado que están preparados, que están de acuerdo con los protocolos”, concluyó el gobernador.