Inicio Chihuahua

Refuerza Marisela Saenz legalidad del Pin Parental con Foro Virtual de abogados

Chihuahua.- Con la intención de seguir evitando confusiones sobre la iniciativa para que se implemente el en Chihuahua, la diputada Marisela Sáenz Moriel reforzó la legalidad y constitucionalidad a la reforma de la Ley Estatal de Educación con el apoyo del doctor Jesús Alejandro Mendoza Aguirre, a efecto de garantizar el derecho a los padres de familia en elegir el tipo de educación que deben de recibir sus hijos.

En su mensaje inicial, la legisladora por el octavo distrito y presidenta de la Comisión de Justicia, Marisela Sáenz Moriel dijo que es a través de este foro nacional que se busca brindarle mayor atención y comunidad jurídica para poner orden en el pleno respeto de la ley.

Asimismo comentó, que más allá de seguir en el juego de dimes y diretes que ha venido ocasionando la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero ellos como abogados demandan y actúan con el razonamiento la verdad y la justicia.

Por su parte, Jesús Alejandro Mendoza Aguirre cómo ponente invitado, aclaró que la propuesta realizada por la diputada Sáenz Moriel en el Pleno del Congreso de a Chihuahua es constitucional y no atenta contra el interés superior de la niñez como lo ha venido mencionando en repetidas ocasiones la secretaria de gobernación Olga Sánchez Cordero.

Razón por la cual, enfatizó que es a través de este método que se busca implementar en el Estado que sea el padre o tutor quien en conformidad y de la mano con el sistema educativo deberá vigilar cuál es contenido en lo que refiere la educación sexual y lo que se refiere a temas relativos al género.

Mendoza Aguirre recordó que es en el párrafo octavo del artículo 4 de la constitución dice que son los menores quienes tendrán el derecho de satisfacer sus necesidades de salud, alimentación y sano esparcimiento para su desarrollo integral con el derecho a que sus padres preservaren dichas acciones.

Es por todo lo anterior, que aseguró que se deberá de seguir trabajando en la orientación para que tanto los padres como el Estado tengan como objeto proteger la integridad y el desarrollo de la autonomía del niño en sus ejercicios educativos sexuales y religiosos.

Finalmente, Jesús Mendoza insistió que esta iniciativa no vulnera los derechos de la niñez, pues aseguró que de no llevar q cabo esta reforma se estará continuando con la autorización para que el Estado siga dando contenidos no adecuados para la edad del infante.