Inicio Ciencia y Tecnología

Identifican nueva especie de mosasaurio

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alberta ha identificado una nueva especie de reptil marino antiguo que evolucionó para aterrorizar peces normalmente seguros y de natación rápida, lo que arroja luz sobre lo que se necesitaba para sobrevivir en ecosistemas altamente competitivos.

El Gavialimimus almaghribensis, un nuevo tipo de , fue catalogado y nombrado por un equipo internacional dirigido por la estudiante de maestría Catie Strong, que realizó la investigación hace un año como parte de una tesis de licenciatura guiada por el paleontólogo de vertebrados Michael Caldwell, profesor de la Facultad de Ciencias, junto con colaboradores de la Universidad de Cincinnati y la Universidad Flinders.

Más de una docena de tipos de mosasaurios -que pueden alcanzar los 17 metros de longitud y asemejarse a un dragón de komodo de gran tamaño- reinaban en el medio marino en lo que hoy es Marruecos, en el extremo final del período cretáceo tardío, hace entre 72 y 66 millones de años.

Sin embargo, lo que diferencia a la especie de Strong es que tiene un hocico largo y estrecho y dientes similares a los de los gaviales, un pariente de los cocodrilos y los caimanes.

Strong dijo que este descubrimiento añade una capa de claridad en la visualización de un cuadro diverso aparentemente abarrotado de mega-depredadores que compiten por alimentos, espacio y recursos.

“Su largo hocico refleja que este mosasaurio probablemente se adaptó a una forma específica de depredación, o a la división de nichos, dentro de este gran ecosistema”. Strong explicó que hay pruebas de que cada especie de lagarto marino gigante muestra adaptaciones para diferentes presas o estilos de depredación.

Identifican nueva especie de mosasaurio

“Para algunas especies, estas adaptaciones pueden ser muy prominentes, como el hocico extremadamente largo y los dientes entrelazados en el Gavialimimus, que según nuestra hipótesis le ayudaban a atrapar presas que se mueven rápidamente”, dijo.

Añadió que otra especie distintiva sería Globidens simplex -descrita el año pasado por el laboratorio de Caldwell- que tiene dientes globulares y robustos adaptados para aplastar presas duras como animales con concha.

“No todas las adaptaciones en esta docena de especies son tan dramáticas, y en algunos casos puede haber habido algún solapamiento en las presas, pero en general hay pruebas de que ha habido una diversificación de estas especies en diferentes nichos”, señaló Strong.

Alternativamente, la principal hipótesis que contrastaría con lo anterior sería un escenario de competencia más directa entre las especies. Strong dijo que, dadas las diferencias anatómicas entre estos mosasaurios, sin embargo, la idea de la división en nichos parece más coherente con la anatomía de estas diversas especies.

“Esto ayuda a dar otra dimensión a esa diversidad y muestra cómo todos estos animales que viven al mismo tiempo en el mismo lugar fueron capaces de ramificarse y tomar sus propios caminos a través de la evolución para poder coexistir así”, dijo.

Los restos de G. almaghribensis incluían un cráneo de un metro de largo y algunos huesos aislados. No había nada que explicara la causa de la muerte del espécimen, que fue descubierto en una mina de fosfato en Marruecos rica en .

“Marruecos es un lugar increíblemente bueno para encontrar fósiles, especialmente en estas minas de fosfato”, dijo Strong. “Esos fosfatos en sí mismos reflejan sedimentos que se habrían depositado en los ambientes marinos, por lo que hay muchos mosasaurios allí”. (Fuente: NCYT Amazings)