Inicio Ciencia y Tecnología

Joven salió a correr con tapabocas y terminó con un pulmón colapsado

Ya en muchos países, están comenzando a tomar medidas de desconfinamiento, lo que permite a las personas volver a llevar a cabo algunas de sus actividades diarias, así como el ejercicio físico regular, con la condición de que respeten las medidas de sanidad para prevenir el contagio de , tal como lo es el uso de cubrebocas.

Muchos, se sienten incómodos por utilizar este material sanitario, pero nunca imaginamos que podría llegar a ser perjudicial para la salud. Un buen ejemplo de esto, es el caso sucedido en Wuhan, China, lugar en donde se produjo el virus en diciembre del pasado año, un hombre de tan solo 26 años, decidió salir a trotar con el tapabocas puesto, pero por desgracia, eso no evitó que se enfermara y sufriera un daño muy grave en los pulmones. El joven, tiene como nombre Zhang Ping, una de sus costumbres consistía en salir a correr 3 kilómetros, pero en esta oportunidad tuvo que hacerlo con la mascarilla para que su salud “no se viera perjudicada”.

Zhang Ping solo quería protegerse del COVID 19

Pero, el pasado 7 de mayo, fue víctima de un fuerte dolor en el pecho, que con el paso de las horas fue empeorando. Ante esta situación, los miembros de su familia, lo trasladaron al Hospital Central de Wuhan, en donde recibió el diagnóstico de “neumotórax espontáneo”, esto significa que uno de sus pulmones fue colapsando hasta disminuir su capacidad al 90%, lo que trajo como consecuencia que, el pulmón enfermo empujara el corazón de Ping hacia la derecha y tuviera que ser operado inmediatamente.

Hasta ahora, se sabe que la operación quirúrgica tuvo éxito y Ping, se está recuperando perfectamente, ante este caso, los especialistas médicos indican que esto sucedió porque el  portar un tapabocas al momento de ejercitarse, perjudica la entrada de oxígeno nuevo al cuerpo, lo que trae como consecuencia un incremento en la presión sobre el corazón y los pulmones.

El mismo médico que trató al joven, se encargó de explicar que, lo más correcto es no utilizar este elemento al momento de realizar rutinas de ejercicio o esfuerzos de esta magnitud,“Este trastorno suele ocurrir en personas con asma, fibrosis quística y neumonía, aunque también puede representar un peligro para las personas sanas: los hombres altos y delgados de entre 20 y 40 años están en la zona de riesgo”, señaló el doctor Baojun.