Inicio Deportes

Abuelo irlandés; corre, corre Tommy Hughes

MÉXICO.- es un corredor irlandés que comenzó a correr a los 21 años con la intención de convertirse en futbolista de un equipo local. No se quedó. Sin embargo, se dio cuenta que trotar largas distancias era lo suyo. Un año después, animado por los amigos, se inscribió en el Maratón de Belfast recorriendo los 42.195 kilómetros en casi tres horas, nada mal para un principiante.

Es la historia de un joven atleta nacido en Maghera, del Norte, el 8 de enero de 1960, que vivió el sueño de participar en los de 92 y, años más tarde, convertirse en el sexagenario más rápido del planeta en el medio y el maratón entero.

A los 59 años, en 2019, corrió el maratón de Frankfurt en 2:27.52 horas para el récord mundial de su categoría (la marca femenina en la Ciudad de México es de 2:33.27 horas). En 2020, a los 60 años, paró el cronómetro en 1.11: 26 horas en el Medio Maratón de la Costa de Antrim.

Tommy cuenta que no ha sido fácil mantenerse en la competencia. Más allá de la edad, la depresión lo llevó un tiempo a beber hasta una botella de vodka al día, además de que la enfermedad llamada paratiroidismo lo llevó a luchar para no abandonar la competencia.

Aquí, una charla a la distancia con el veterano Tommy Hughes, quien sigue corriendo a diario, pese a la pandemia del . ¿Su sueño?, correr y correr hasta el último de sus días.

¿Empezó a correr para jugar al futbol? Cuénteme su historia.

Me casé en los años 80 y descubrí que estaba aumentando de peso. Me uní al club de futbol gaélico local para intentar perder algunos kilos de más. Por esa época, intenté correr también como un medio para perder peso. Descubrí que era mejor corriendo que jugando al futbol, ¡así que seguí corriendo y me enganché!

Hizo casi tres horas en su primer maratón.

Mi primer maratón fue en Belfast y corrí con un tiempo de 3:01:26 horas. No está mal, pero sabía que podía mejorarlo. Gané el maratón de Letterkenny y el maratón inaugural de Derry en 2:24:24. También lo gané el año siguiente en 2:19. Este evento se detuvo después de eso y se reanudó 26 años después. ¡Gané ese también, un recuerdo muy orgulloso para mí! Continué perfeccionando mi entrenamiento y logrando tiempos más rápidos ganando Marrakech en 2:15, Dublín 2:14:46 y quedé segundo en Marrakech en 1992 con mi marca personal de 2:13:59. Estaba encantado de ser elegido para correr con Irlanda en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y seguí entrenando duro. Durante una de mis carreras sufrí una fractura por estrés en mi pie. Mi médico dijo que no me curaría a tiempo para los Juegos Olímpicos. Entrené en una máquina de cross fit y continué mejorando mi rendimiento cardiovascular. Funcionó.

¿Qué pasó en Barcelona 92?

Nunca olvidaré correr hacia ese hermoso estadio de Barcelona, ver mi rostro en la pantalla, escuchar a la multitud animando a todos los corredores. Sabía que todo mi arduo trabajo y determinación valían la pena en este momento. Corrí con un tiempo de 2:32:55 horas. Fue agridulce porque sabía que mi lesión reciente había obstaculizado mi tiempo, pero, aun así, había corrido por mi país, Irlanda, en los Juegos Olímpicos. Nada podría vencer ese sentimiento, o eso pensé. En ese momento, para mí, fue un pináculo en mi carrera como corredor.

Hubo un tiempo en el que dejó de correr.

Comencé un trabajo de tiempo completo, a veces trabajando fuera de casa para mantener a mi familia y correr se convirtió en algo lejano a lo que solía ser. Siempre traté de mantenerme en forma y disfruté estar en forma, pero simplemente no había tiempo para trabajar y entrenar a tiempo completo.

Siempre hay tiempo para lo que uno ama.

Volví a correr después de una larga pausa. Gané el maratón de Belfast en 1988 y nuevamente en 1998, así que pensé en intentarlo en 2008. Sabía que no volvería a ganarlo ya que los corredores de Kenia y Etiopia ahora estaban compitiendo, pero quedé sexto en la general y fui el primer irlandés cruzar la línea.

Algo pasó que usted comenzó a fumar y a beber, incluso hasta una botella de vodka al día.

Seguí disfrutando de cierto éxito, pero algo no estaba bien. Mi entrenamiento me dejó cansado, exhausto incluso. Experimenté cambios de humor, episodios de depresión, no sólo por mi mala carrera, sino en general. Empecé a beber mucho, lo que me hizo sentir culpable. La depresión empeoró. Entonces, bebí más para tratar de enterrar ese sentimiento. Y así, este ciclo destructivo continuó hasta que bebí tanto que pensé que algún día me mataría.

Y luego una dura enfermedad.

Mi familia finalmente me convenció de que fuera a ver a un médico. Me hicieron una serie de análisis de sangre. Esa misma noche recibí una llamada telefónica de mi médico diciéndome que tenía que ir al hospital de inmediato para comenzar el tratamiento para el hiperparatiroidismo. Básicamente, una de mis paratiroides no estaba funcionando correctamente, empujando demasiado calcio a mi torrente sanguíneo. Era una condición que no sabía que tenía o por cuánto tiempo la había tenido. Tenía dos opciones: medicación para el resto de mi vida o cirugía. Nunca antes había tomado medicamentos, así que opté por la cirugía. Unas semanas después de la cirugía fui al World Masters de Atletismo de Málaga y corrí la 1/2 maratón. ¡Estaba encantado de ganar una medalla de bronce para el equipo de Irlanda!

Cómo es que reaparece y en el maratón de Frankfurt 2019 con un récord de 2: 27.52 horas para un hombre de 59 años.

Me sentí revitalizado. Entrené duro y aspiraba al récord de 55 en

Rotterdam el próximo año, 2019. Corrí 2:30:15, rompiendo el récord irlandés y logré un récord mundial para un corredor de 59 años.

El pasado 14 de septiembre, a los 60 años, hizo 1.11: 26 horas en el Medio Maratón de la Costa de Antrim. ¿Cómo es posible?

Mi hijo Eoin estaba disfrutando del éxito en su propia carrera como corredor y sugirió que intentáramos un récord mundial para el padre y el hijo más rápidos en un maratón. Eligió Frankfurt como nuestro intento. Juntos hicimos 4:59:22 horas. Lo hicimos. Un récord mundial Guinness. ¡Ese fue el sentimiento que nunca será vencido! Es el logro del que estoy más orgulloso, correr esto con mi hijo y hacerlo feliz, eso es lo que siempre recordaré, ese sentimiento de orgullo y alegría. Siempre será mi pináculo.

Entrena 120 millas en una semana.

Desde entonces he continuado entrenando duro, hasta 120 millas por semana (200 kilómetros) y he logrado récords mundiales en 8K Road, 3000m Indoor Track, 15k Road, 10 millas Road y medio Maratón. También corrí los récords mundiales Good For Age cuando tenía 59 años en 5k, 10k, 10 millas, medio maratón y maratón.

¿Cuáles son sus planes para 2021, después del covid-19?

Me decepcionó que el World Masters en se cancelara este año como resultado de covid, pero estoy deseando que llegue el evento reprogramado en Finlandia el próximo año. Todavía tengo metas que quiero alcanzar, durante mucho tiempo.

¿Cuáles son tus secretos para mantener sus tiempos a pesar de la edad?

No hay ningún secreto para mis tiempos en las carreras, es sólo trabajo duro, continuar entrenando duro y comiendo de manera saludable. Mantenerse libre de lesiones y permitir tiempo de recuperación es clave para un buen programa de entrenamiento. Realmente, disfruto de todo lo que implica el proceso de formación. Eso es importante. Tienes que disfrutarlo.

¿Tiene patrocinadores?

Soar Apparel me ha proporcionado excelentes equipaciones para correr y New Balance me está enviando un par de zapatillas para correr, que no puedo esperar para probar.

¿Qué hace cuando no está corriendo?

Fuera de las carreras, me encanta ver y leer sobre deportes. Soy un gran fanático de los deportes y siempre hay algo impresionante que ver. Me encanta andar en moto y tocar la guitarra. Ambas son mis otras grandes pasiones en la vida.

¿Dejar de correr, algún día?

Me siento honrado y extremadamente agradecido de haber tenido la carrera como corredor que he tenido y que seguiré teniendo. Espero que continúe por muchos años.