Inicio Entretenimiento

Aleks Syntek con conciencia ecológica

Su disgusto por el reguetón y su desacuerdo por redes sociales como Tik Tok son parte de las controversias a las que se ha enfrentado en sus casi 30 años de trayectoria. Sin embargo, el cantautor afirmó a

Excélsior que sus palabras se han sacado de contexto y que las hizo debido a su preocupación como padre.

Syntek, quien lanzó La extinción de las especies, primer sencillo de su álbum Anatomía del amor, manifestó que nunca ha ido con la tendencia o la moda, pues tiene su manera de crear.

Siempre he hecho las cosas a su modo y estilo. Me sorprende que la gente se sorprenda porque saqué un danzón cuando nadie lo estaba haciendo; también música disco de los 70’s, con Lo que tú necesitas, con mis invitados de La Carabina de Ambrosio en el video y luego una canción de música para cine, Sexo pudor y lágrimas, cuando nadie lo estaba haciendo. He tenido mi propia manera de sorprender al público con las locuras que se me ocurren.

Nuevamente, trato de pugnar por algo diferente a través de mi nuevo disco y una canción como La extinción de las especies. Dar mensajes nuevos es ser muy valiente, porque somos muy poquitos. Para mí sería muy fácil hacer música de ‘pasito para adelante, pasito para atrás’ y se acabó, pero estoy pugnando por algo más difícil como hacer reflexionar al público con letras interesantes”, afirmó Aleks Syntek.

El cantante señaló que sabe de la importancia actual de las redes sociales, sólo considera estar alertas ante su alta exposición en la gente joven.

No estoy en contra de las redes sociales ni de Tik Tok. Vi el documental de El dilema de las redes sociales, que recomiendo mucho, y me preocupa que las redes estén causando una adicción y una obsesión muy fuerte en los jóvenes. Yo tengo hijos y hablo en pro de ellos y de los jóvenes. Los papás tenemos que estar muy alertas porque las redes sociales, en especial Tik Tok, están causando mucha adicción.

Yo lo he visto. Mis hijos se conectan ahí y ya no están, no conviven, no viven y les causa mucha depresión y ansiedad porque es información metralleta, en la que los bombardean con información de diez segundos de una canción, un chiste o una locura. Se vuelve todo muy trivial, banal y causa mucha ansiedad, porque no saben qué creer”, declaró.

TE PUEDE INTERESAR:
'The Croods' supera 'Tenet', recauda 14,2 mdd con nueva estrategia

El músico apuntó que a lo largo de su carrera ha sido malinterpretado con sus comentarios.

Mucha gente me agarra como mala onda porque no están entendiendo el mensaje, porque lo dicen de otra manera. Pasa lo mismo que en las redes sociales, empiezan a crear en su mente un Aleks Syntek bizarro o que no es el que están acostumbrados a escuchar: un cuate funcional, con una familia y que no le desea mal a nadie”, detalló.

Es así que Syntek continúa levantando su voz en lo que cree y ahora lo hace con una canción nacida tras la reflexión por la pandemia ante el covid-19, la destrucción de los recursos naturales y los cambios vividos por la humanidad como La extinción de las especies, que cuenta con más de 12 mil visualizaciones en su canal de YouTube.

Con este tema retoma las canciones inéditas luego de su disco Romántico desliz (2014) y Trasatlántico (2017), en el que hizo un tributo a la música española de la década de los 80.

Es una canción de reflexión acerca de lo que estamos viviendo. La cuarentena, como seres humanos, nos ha obligado a detenernos y preguntarnos dónde estamos y hacia dónde vamos no sólo como humanidad, sino en lo individual. ¿En qué estamos contribuyendo a evitar que sigamos dañando el planeta, la capa de ozono, la extinción de las especies animales? ¿Que está sucediendo con toda la basura y con todo lo que estamos creando como ese consumismo excesivo?

Hay que alzar porque a muchas de las industrias les falta responsabilidad en el sentido que ponen el dinero por encima del bien común. Eso está tronando al planeta. Con dinero no vamos a tapar la capa de ozono ni a regresar las especies animales o los recursos naturales como el agua. Decidí hacer un ritmo muy pegajoso, una canción muy pop, pero que tenga un mensaje con contenido y que haga reflexionar”, señaló.

TE PUEDE INTERESAR:
Joven vende PS5 luego de que esposa descubriera que no es purificador de aire

El nacido en Yucatán, de 51 años de edad, destacó que se considera una persona afortunada en estos tiempos porque está acostumbrado a hacer “cuarentenas creativas”.

Estamos más entrenados los músicos a encerrarnos en un estudio de grabación y no salir durante mucho tiempo. En ese lado, no ha sido tan difícil el confinamiento. Por otro lado, tengo la fortuna de tener una familia muy funcional, llevo 20 años de casado, tengo dos hijos hermosos, mi hija de 14 años, mi hijo de 11, quienes están haciendo su escuela online.

Propositivamente, veo muy lindo estar cerca de ellos, a quienes tengo en casa, convivo mucho con ellos, les ayudo con sus tareas y trabajos. Estoy más unido con mi esposa (Karen Coronado) que nunca. Hay una muy buena relación familiar. Sé que no es el caso de todo el mundo, por eso me siento muy afortunado, porque he logrado forjar una familia funcional y soy muy feliz a su lado. Nos hemos cuidado mucho, no queremos enfermarnos y lamento terriblemente los decesos y todo lo que nos está afectando. No soy ajeno ni escéptico, es una fortuna que hasta ahorita hemos estado a salvo”, relató Raúl Alejandro Escajadillo Peña, nombre real de Aleks Syntek.

Reveló que Anatomía del amor, que lanza de manera independiente, se estrenará hasta febrero, pero mostrará sus canciones poco a poco.

Hay que adaptarse. En las redes trato que mi información no sea trivial ni banal, sino que estén enfocadas a la música, a cantarles y enseñarles a cómo tocar mis canciones, a que hagan duetos conmigo.

Acerca de los conciertos, estoy viendo si es posible para diciembre o principios de 2021 lograr un concierto híbrido, donde la gente pueda verlo presencial, aunque sea por pequeños grupos de personas en corralitos.

Creo más en esa tendencia que en los autoconciertos, porque a nivel auditivo estos pueden tener sus fallas. No los critico, sólo hay que adaptarse a lo que pueda haber”, concluyó.