Inicio Ideología

¿El fin de Planned Parenthood? Trump promete desfinanciarlos al 100% si es reelecto

EU.- El pasado jueves 3 de septiembre, el presidente de los EE.UU., , dirigió una carta a la comunidad pro-vida, en la cual reiteró su compromiso de defender a los niños no nacidos.

“Desde mi investidura, he gobernado con orgullo como el presidente más pro-vida en la historia de nuestra nación”, afirmó Trump en su carta, dirigida a líderes y activistas pro-vida.

En la carta, el Presidente afirma que “el Partido Demócrata apoya inequívocamente el a demanda, hasta el momento del nacimiento, e incluso el infanticidio”.

El presidente Trump, que busca reafirmar el voto previo a la elección del 3 de noviembre, se compromete con esta carta a desfinanciar completamente” a la industria abortera, mencionando particularmente a la organización , que ha convertido al aborto en un negocio alimentado por subsidios estatales.

En 1970 el presidente republicano Richard Nixon creó un programa de planes sociales dedicados a las familias más pobres llamado Title X, enfocado en otorgarles los fondos necesarios para que puedan acceder al sistema de salud sin endeudarse. Sin embargo, en los sucesivos años y luego de que la imagen del presidente Nixon caiga en la deshonra por sus casos de corrupción, los demócratas se encargaron de enfocar los subsidios de esta Ley para subsidiar empresas asociadas al aborto en todo el país.

Así es como, para el año 2018 y tras varias décadas de omisión por parte de presidentes republicanos, Planned Parenthood llegó a recibir el 25% de los subsidios entregados bajo Title X, que implicaron entre 60 millones y 100 millones de dólares tan solo ese año.

Sin embargo, Donald Trump y Mike Pence se hicieron cargo de revertir la situación. En junio de 2019, la Casa Blanca emitió una ordenanza federal para que ningún dólar de Title X llegue a empresas que estén vinculadas al aborto, y así para agosto de ese año, Planned Parenthood y Maine Family Planning, las dos empresas aborteras más grandes del país, fueron desvinculadas del programa.

El pasado 24 de enero de 2020, Trump se convirtió en el primer Presidente en ejercicio en asistir, e incluso dar un discurso, en la famosa “March for Life”, marcha en favor de la vida que se lleva a cabo anualmente en Washington D.C. y congrega millones de personas en la capital estadounidense.

Planned Parenthood todavía recibe enromes sumas de dinero de fondos estatales en Estados como Utah y Minnesota, donde el alcance de la Casa Blanca es limitado por el caracter federal del Gobierno estadounidense. Sin embargo, con esta promesa, Trump y el Partido Republicano buscarán la vuelta para que en los próximos 4 años, de ser reelecto, presionarán para evitar que esta situación continúe.