Inicio Mundo

Polémica por el nuevo robot que construye casas como si fuese un albañil

Reino Unido.- “El robot aumenta la productividad, mejora la salud y la seguridad y garantiza calidad. El sistema de construcción con ladrillos automatizado por robot fue construido para ser utilizado en la construcción tradicional con ladrillos, bloques y cemento”. Así presentan sus desarrolladores a “Bot, the builder”, el primer robot de Reino Unido que es capaz de levantar una casa.

Empezó a ser usado por primera vez en la historia de la construcción de Inglaterra, en una casa de tres dormitorios que la máquina ya está construyendo en Everingham, East Yorkshire, al norte de Londres. Y su nombre obedece, claro, al famoso dibujito animado “Bob, el constructor”.

La increible máquina diseñada por la firma “Construction Automation”, con sede en York, es capaz de leer planos originales de arquitectos, hacer paredes perimetrales, esquinas,  hacer la mezcla de cemento, tirar hiladas de ladrillos y demás tareas sin la ayuda de un albañil, lo que ha despertado cierta polémica entre los gremios de ese sector.

La casa que empezó a construir el robot está en Everingham, en East Yorkshire, Inglaterra.
La casa que empezó a construir el robot está en Everingham, en East Yorkshire, Inglaterra.

La construcción de la casa comenzó el 28 de septiembre de 2020 y se espera que esté terminada en unas tres semanas.

“Es la primera casa en el Reino Unido construida por un robot”, dijo a la BBC el director y fundador de Construction Automation, David Longbottom. Añadió que, después de una extensa investigación, la empresa estaba segura de que “no había ningún robot de construcción de viviendas en uso como este”.

El robot está controlado por una interfaz de usuario desde una tablet y emplea un “sofisticado sistema de control de software” que le permite leer copias digitales de planos arquitectónicos.

El fuerte del robot es levantar cimientos y paredes perimetrales.
El fuerte del robot es levantar cimientos y paredes perimetrales.

La máquina, que está montada en una pista y un bastidor de 9 metros de altura, necesita sólo dos trabajadores para controlarla, cargar ladrillos y mortero en sus alimentaciones y también completar la impermeabilización y el apuntado que termina en la tolva.

“Nuestro objetivo es automatizar la construcción de viviendas tanto como podamos”, dijo el otro fundador de Construction Automation, Stuart Parkes.

“Al hacer esto, podemos aumentar la productividad para la industria, y evitar riesgos”, agregó Parkes, y apuntó que el robot eliminó la necesidad de andamios y de albañiles para trabajar en altura.

La noticia del robot-albañil tuvo sus reparos en algunos sindicatos ingleses. “El uso cada vez mayor de robots para realizar funciones anteriormente ocupadas por humanos podría ser una receta para el desempleo masivo y la creciente desigualdad”, dijo a la BBC la directora ejecutiva de organización de Unite the Union, Sharon Graham.

“Pero con sindicatos fuertes podemos asegurar que la nueva tecnología funcione para todos“, agregó la dirigente sindical de ese poderoso gremio británico.