Inicio Ideología

Encarcelarán 5 años en CDMX a terapeutas, papás y ministros que reorienten homosexualidad

CDMX.- En una sesión muy amañanada y bajo el mayor hermetismo, en la Ciudad de México se aprobó el dictamen de la llamada “Ley Mordaza” que impediría cualquier tipo de terapia a personas con dudas de su identidad sexual limitando cualquier ayuda o consejeria incluso de sus padres, terapeutas y ministros de culto quienes se harían acreedores de cárcel.

Por si fuera poco las propias personas homosexuales que quisieran volver a su sexualidad real estarían impedidas de recibir ayuda.

“Se trata de una ‘ley’ perversa para establecer una ‘tiranía de género”, según advirtieron integrantes de agrupaciones en defensa de la vida y la familia. “Éste dictamen pronto pasará al pleno y se viene una terrible batalla”, añadieron.

Fueron los diputados de las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia y de Igualdad de Género del Congreso de la CDMX quienes aprobaron esta polémica prohibición de terapias de conversión en la capital, también conocidas como Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig).

Con 21 votos a favor, dos abstenciones y cero votos en contra, aprobaron en lo general el proyecto que pretende modificar el Código Penal de la CDMX y tipificar como delitos a las terapias de conversión.

La propuesta fue realizada en 2018 por el diputado Temístocles Villanueva, quien presentó una iniciativa de reforma que señala dichas terapias como delito de tortura.

Dicha reforma buscará la tipificación del delito, la prohibición de servicios que cambie, reprima o elimine la personalidad y las manifestaciones de identidad de género y orientación sexual; se buscará castigar hasta con cinco años de prisión dichos delitos.

La iniciativa aún pasará al pleno del Congreso para su discusión.