Inicio Recetas de Cocina

4 recetas de sales aromatizadas

Ahora puedes aprender estas 4 de sales aromatizadas, como una alternativa sencilla para darle un toque especial a la comida. Aromatizar las sales en casa, además de variar los sabores y evitar la rutina en la ,  reduce la cantidad de sal añadida en cada plato.

Sal de pimiento asado

Ingredientes:

 

  • 2 pimientos rojo
  • 5 cucharadas de sal fina

 

Cómo preparar sal de pimiento asado:

  1. Asar los pimientos en el horno y recoger el jugo o jarabe que desprenden.
  2. En una bandeja, esparcir la sal e impregnarla gota a gota con el jarabe. Dejar secar en un lugar donde haya calor y remover de vez en cuando. Al secarse, puede repetirse la acción anterior para intensificar el sabor.

Sal de guindilla

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de sal negra o de Hawái
  • 2 cucharadas de guindilla molida
  • 5 cucharadas de sal fina

Cómo preparar sal de guindilla:

  1. En un bol, incorporar la sal negra, la guindilla molida y la sal fina.
  2. Mezclar muy bien hasta integrar los ingredientes.
  3. Guardar en un recipiente seco.
  4. Sal de perejil

    Ingredientes:

    • 4 cucharadas de perejil picado
    • 1/3 de taza de agua
    • 6 cucharadas de sal fina

    Cómo preparar sal de perejil:

    1. En un vaso de licuadora, verter el agua y el perejil. Licuar durante 15 segundos, colar y reservar el líquido.
    2. En una bandeja, esparcir la sal e impregnarla de gota en gota con el agua de perejil.
    3. Dejar secar en un lugar donde haya calor y remover de vez en cuando. Al secarse puede repetirse la acción si se quiere intensificar el sabor.

    Sal de albahaca

    Ingredientes:

    • 1/3 taza de agua
    • 15 hojas de albahaca frescas
    • 6 cucharadas de sal fina
    • Colorante de cocina, color verde (opcional)

    Cómo preparar sal de albahaca:

    1. Lavar las hojas de albahaca.
    2. En una cacerola, verter el agua y calentar a fuego alto. Al hervir, retirar del fuego e incorporar la albahaca. Tapar y dejar en reposo durante 30 minutos.
    3. A continuación, en una licuadora o batidora agregar el líquido con albahaca. Licuar durante 15 segundos y colar. Reservar el agua de albahaca y añadirle unas gotas de colorante verde (opcional)
    4. En una bandeja, esparcir la sal e impregnarla de gota en gota con el agua de albahaca.
    5. Dejar secar en un lugar donde haya calor y remover de vez en cuando.
    6. Si se quiere intensificar el sabor de la albahaca, repetir el procedimiento anterior.

    Prepara estas 4 recetas de sales aromatizadas para que le des un toque personal a tus recetas. Puedes usarlas en sopas, purés, carnes, pescados, mariscos verduras y más.