Inicio Recetas de Cocina

Receta de bizcocho esponjoso de zanahoria y nueces

Este bizcocho esponjoso de y nueces es una auténtica maravilla fácil de preparar. La zanahoria es la base de un tipo de bizcocho con nombre propio, el color y la alegría de este ingrediente se fusionan a la perfección en una masa muy especial. La combinación con otro de los ingredientes básicos de esta como son las nueces se convertirá en el dúo de texturas más maravilloso que puede existir. Si estás pensando en hacer un bizcocho especial, toma nota de este bizcocho esponjoso de zanahoria y nueces, queda de pastelería.

Ingredientes:

 

  • 350 gr de zanahoria
  • 250 gr de aceite de girasol
  • 350 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • 2 sobres de levadura en polvo
  • 130 gr de nueces peladas
  • 4 huevos

 

Cómo preparar un bizcocho esponjoso de zanahoria y nueces

  1. A la hora de cocinar este bizcocho esponjoso de zanahoria y nueces debemos asegurarnos de contar con la mejor materia prima a nuestra disposición.
  2. Empezamos encendiendo el horno a 180º para que esté listo a la hora de recibir esta delicia. Preparamos un molde, lo untamos con un poco de mantequilla o forramos con papel de horno.
  3. Batimos los huevos con el azúcar, conseguiremos una crema de aspecto pálido que será la base de esta maravilla.
  4. Incorporamos el aceite de girasol, podemos usar uno de oliva si nos gusta más, el sabor será más intenso, pero quedará igual de bien.
  5. Llega el turno de la harina y la levadura, las incorporamos tamizadas sin dejar de remover hasta que estén perfectamente integradas.
  6. La zanahoria será una de las protagonistas de este bizcocho, la pelamos y rallamos hasta conseguir unos trocitos del mismo tamaño.
  7. Ponemos la zanahoria en esta masa que ganará color y alegría, este ingrediente se cocinará a medida que lo haga la masa, no es necesario que la preparemos con antelación.
  8. Por último, añadimos las nueces peladas y troceadas. Las ponemos en la masa de bizcocho para que nos aporten su sabor crujiente.
  9. Vertemos la masa en una fuente para horno que tendremos lista y horneamos a 180º durante unos 40 minutos.
  10. Pasado este tiempo comprobamos el punto de cocción del bizcocho. Lo retiramos del horno y esperamos a que se enfríe para desmoldarlo.
  11. Lo podemos decorar con un glaseado de queso, ponemos la misma cantidad de queso de untar y de azúcar glass, batimos hasta tener una crema que le dará un punto cremoso a este bizcocho.
  12. Solo nos quedará probar y disfrutar esta delicia fácil de preparar que se convertirá en una merienda, desayuno o postre de lujo.