Inicio Recetas de Cocina

Receta de galletas de maíz

Esta de galletas de maíz es perfecta para crear un dulce sin nada de harina de trigo. Si somo intolerantes o simplemente queremos apostar por una harina mucho más digestiva, éstas serán nuestras galletas de referencias. Las típicas galletas de  de toda la vida, perfectas para acompañar un café o un té cambiarán por completo, gracias a la llegada del maíz. Más color y un sabor distinto son las garantías de una receta que hará las delicias de toda la familia. Atrévete a probar unas galletas de maíz hechas con amor, con un molde y unos ingredientes que seguramente tienes en la nevera quedarán de vicio.

 

  • 450 gr de harina de maíz
  • 250 gr de mantequilla
  • 200 gr de azúcar glas
  • 2 huevos

 

Cómo preparar unas galletas de maíz

  1. Para esta receta debemos contar con una buena materia prima y unas herramientas para hacernos disfrutar de un bocado espectacular.
  2. Si somos amantes de las galletas, nada mejor que hacernos con un molde que nos permita crear pequeñas obras de arte.
  3. Las galletas permiten relajarnos un poco, conseguir un dulce casero delicioso como desayuno y merienda, además de pasar tiempo con familia si queremos que nos ayuden a hacerlas.
  4. La mantequilla de esta receta mejor que sea a temperatura ambiente, de esta manera se fusionará mucho mejor con el resto de los ingredientes.
  5. Tamizamos la harina de maíz, tiene un color y una textura distinta de la harina de trigo convencional. La usaremos para darle el sabor principal a esta receta dulce.
  6. Ponemos la harina de maíz en un bol y le añadimos la mantequilla. Con las manos o una cuchara le damos forma a las galletas.
  7. Amasamos hasta que tengamos una masa quebradiza que empezará a oler especialmente bien gracias a la mantequilla.
  8. Continuamos con la segunda parte de estas galletas. Ponemos en un bol el azúcar glass y le añadimos los huevos.
  9. Con las varillas eléctricas batimos estos dos ingredientes hasta que tengamos una masa suave que fusionaremos con la sólida.
  10. Podemos usar un azúcar moreno, para que nos quede como si fuera glass lo podemos pasar por la trituradora hasta que nos quede un polvo similar.
  11. La fusión con los huevos conseguirá que se cree una salsa perfecta que será la base dulce de estas galletas de maíz.
  12. Incorporamos la harina y la mantequilla a esta mezcla. De igual forma que hemos usado las varillas eléctricas podemos seguir usándolas.
  13. La idea es que nos quede la masa ideal de unas galletas de color intenso. Podemos darle sabor con un poco de esencia de vainilla o ralladura de limón, incluso un par de cucharadas de cacao.
  14. Preparamos una fuente para horno. La forramos con papel de horno para evitar que la masa se nos pegue.
  15. Extendemos la masa de las galletas y cortamos con el molde o un cortador de pastas, vamos colocando las galletas en la fuente.
  16. Horneamos a 180º durante unos 15 minutos hasta que estén listas unas galletas repletas de buenas sensaciones, solo nos quedará probarlas y disfrutarlas, con un té o un café estarán de vicio.