Inicio Viajes y Turismo

Viaje de Chetumal a Cancún, pasando por Bacalar

Si eres amante del Caribe mexicano, y mueres por salir de viaje, planea un viaje carretero por el estado de Quintana Roo alejado de las multitudes pero muy cerca de la naturaleza. Si antes debes tomar un vuelo, cuídate para evitar contagios.

A dos horas de vuelo desde la Ciudad de México, se encuentra Chetumal, la capital de Quintana Roo. Hay zonas del Caribe mexicano con paisajes libres de y de antros que vale la pena descubrir. Para viajar de sur a norte, la carretera principal prácticamente no tiene curvas, por lo que hay que ser precavidos con los que conducen a toda velocidad. En casi todos los tramos hay dos o tres carriles en buen estado que permiten un viaje confortable en medio de un escenario predominantemente selvático.

Día 1
Chetumal
Inicia tu viaje en Chetumal visitando Calderitas, una tranquila bahía a unos minutos del centro de la ciudad, conduciendo por el bulevar para disfrutar de la vista al mar. Saborea la pesca del día en el restaurante El Santuario del Manatí. También puedes ir a la Laguna Guerrero para remar en kayak o tomar un paseo en lancha. Esta laguna salobre es un refugio para el manatí, especie en peligro de extinción. También hay recorridos en bicicleta de montaña.

Ya en el centro de Chetumal observa el atardecer en la bahía y disfruta de una marquesita o un machacado (raspado con alguna fruta y leche condensada). Duerme en hotel City Express con altos estándares de sanitización.

Día 2
Bacalar
Bien desayunado, conduce una media hora hacia el de Bacalar, famoso por la Laguna de los Siete Colores. La llaman así por sus distintas tonalidades de azul. Además de nadar, anímate a hacer snorkel, kayaking, paddle board o a dar un paseo en lancha. Por la tarde, cuando baje el calor, visita el Fuerte de San Felipe del siglo XVIII. Nuestra opción para dormir en Bacalar son las cabañas del hotel Rancho Encantado con vistas a la laguna.

Día 3
Mahahual
Desayuna y disfruta de la laguna de Bacalar desde el hotel o maneja 10 minutos para llegar al Cenote Azul, un inmenso cuerpo de agua dulce en el que se puede nadar bajo ciertas restricciones. Se encuentra a un costado de la laguna de Bacalar. Su diámetro es de unos 200 metros, aproximadamente, y tiene una profundidad de 90 metros. Quédate a comer un pescado o unos mariscos en su restaurante.

Despídete de este paraíso. La siguiente parada es Mahahual, a unos 90 minutos de aquí. Pasa la tarde en alguno de los clubes de playa como Yaya Beach Club. Para descansar, recomendamos las cabañas de Palmeras de Mahahual.

Día 4
Mahahual, Banco Chinchorro,
Después de desayunar, toma el tour a Banco Chinchorro (la salida es tempranísimo y hay que reservar con anticipación), un atolón del Sistema Arrecifal Mesoamericano. Se trata de uno de los sitios naturales más bellos y mejor conservados del Caribe mexicano. Está permitido bucear y hacer snorkel en ciertas zonas para admirar corales, barcos hundidos y especies marinas. La cooperativa Paraíso del Caribe cuenta con todos los permisos para llevarte al atolón coralino más grande del país.

Después de esta experiencia, viaja rumbo a Tulum. El trayecto es de dos horas. Aunque están de moda los hoteles eco-chic en la playa, hospedarse en el centro ayudará un poco más a la economía local (sugerimos el hotel Tiki Tiki Tulum). Pasea por las calles de este Pueblo Mágico y cena en algún restaurante como Don Cafeto.

Día 5
De Tulum a Playa del Carmen
Después del desayuno, toma la carretera que va por la costa y llega en una hora y media a Punta Allen, una comunidad establecida en una delgada saliente en el mar que forma parte de la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

Contrata la excursión en lancha por la reserva que ofrecen las cooperativas de pescadores. La sensación de calma al tomar este paseo por sus canales y lagunas de color turquesa, rodeadas de selva, es inigualable.

En Punta Allen quédate a dormir en el hotel Cielo y Selva, un glamping con mucho estilo. La otra opción es conducir durante dos horas y media hasta Playa del Carmen. Si optas por lo segundo, date una vuelta (con cubrebocas) por la Quinta Avenida durante la noche y disfruta de un trago en alguna mesa exterior. Verifica los horarios establecidos por las autoridades y el semáforo epidemiológico vigente.

Día 6
Playa del Carmen
Si te quedaste en Punta Allen, dirígete a Playa del Carmen, y si ya estás en Playa, visita Native Park para conocer una parte de Sac-Actún, uno de los sistemas de cuevas inundadas más grandes del mundo.

Tenemos otras recomendaciones más para pasar el día: ir a Maroma Adventures para pasear a caballo o hacer snorkel o conocer el Cenote Chaak Tun para unirte a un recorrido guiado por bellas formaciones de estalactitas y estalagmitas (hay que llevar traje de baño. Regresa a Playa del Carmen a recobrar fuerzas.

Día 7

,
La siguiente parada, antes de dirigirte hacia Cancún, es el Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos (consulta los lineamientos de bioseguridad que indican las autoridades sanitarias) para tomar un tour de snorkel y admirar parte de la belleza del Gran Cinturón de Arrecifes del Atlántico Occidental, uno de los más importantes del planeta. Ahora sí, vete derechito a Cancún y disfruta de este clásico destino mexicano para tomar el vuelo a la CDMX al día siguiente.