Inicio Videojuegos y Consolas

Sony presionó a empresa que quería vender carcasas para PlayStation 5, diciéndole que de hacerlo, irían a juicio

Vender carcasas para la 5 podría ser ilegal, o al menos ese es el argumento que ha hecho Sony a un fabricante de Reino Unido que tuvo la intención de construir y vender carcasas para la consola de nueva generación.

La empresa en cuestión se llama “Customize my Plates”, aunque en un inicio, se hacía llamar ‘PlateStation5’, e iniciaron una preventa de paneles para el PlayStation 5 en donde cada juego costaría 40 dólares.

Sin embargo, la historia que es retomada por Engadget toma un vuelvo cuando Sony mismo contactó al fabricante para hacerle saber que estaba incurriendo en una de propiedad intelectual.

“Lo que sea para evitar ir a corte” Customize my Plates dijo a videogames chronicle que los abogados de Sony le solicitaron que cambiara su nombre original, y más tarde, aseguraron que los derechos protegidos se extendían a las carcasas de la consola, de manera que de completar las transacciones de la preventa, el tema terminaría en una corte.

TE PUEDE INTERESAR:
Xbox ya trabaja en problemas de rendimiento de los juegos

“Los abogados de Sony nos dijeron que era su opinión que la propiedad intelectual de Sony se extiende a las placas frontales, y que si seguimos vendiendo y distribuimos en el país terminaríamos en la corte”

Customize my Plates

Las carcasas en cuestión pretendían ser de las mismas dimensiones de las tapas blancas de PlayStation, pero con nuevos tonos como plata, rojo, negro, azul y hasta una edición en camuflaje militar.

TE PUEDE INTERESAR:
Fortnite podría jugarse en los iPhone gracias a nuevo software

Luego del contacto con Sony, la empresa evidentemente cambió su nombre y también renunció a hacer las carcasas, por lo que ha anunciado que las transferencias hechas por la preventa serán devueltas.

No obstante, no renunció a hacer accesorios de personalización: lo que hará ahora son viniles para la consola, lo que le permitirá no ser demandado por violar propiedad intelectual, aunque desde luego el producto tiene menos atractivo puesto que no se trata de la carcasa y su adecuada colocación dependerá de la destreza de los usuarios.