Síguenos en redes sociales

Recetas de Cocina

Receta de Pan bajo en carbohidratos con harina de berenjena y sésamo

Cristina Flores

Publicada

el

Receta de Pan bajo en carbohidratos con harina de berenjena y sésamo

La harina de berenjena es una harina nutricional baja en carbohidratos recomendada para bajar de peso, la que tenemos la posibilidad de mercar en tiendas de productos naturales a un costo bastante asequible. Ahí mismo conseguimos la harina de sésamo, o las semillas de sésamo con las cuales tenemos la posibilidad de elaborar nuestra propia harina integral.

Este pan bajo en carbohidratos lo tenemos la posibilidad de llevar a cabo cada semana, puesto que se preserva realmente bien hasta a lo largo de 7 días, continuamente que tomemos las precauciones correctas. Sí o sí, conviene realizarlo día a día y consumirlo fresco, puesto que la receta es demasiado simple y inmediata de elaborar. Cada cantidad del pan de harina de berenjena y sésamo aporta 67 kilocalorías, con solamente 1, 67 gramos de carbohidratos y con 4,25 gramos de proteínas. Receta de pan integral de harina de berenjena y sésamo

Elementos:

  • 1 taza de harina de berenjena
  • 1 taza de semillas de sésamo
  • 1/3 taza de agua
  • 6 huevos
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Semillas de sésamo para espolvorear

Preparación:

  1. Lava bien las semillas de sésamo y déjalas que se sequen en una fuente cubierta con papel de cocina, moviéndolas ocasionalmente. Las semillas tienen que estar bien secas para hacer la harina, por lo que es recomendable que hagas el lavado de las semillas el día anterior.
  2. Sitúa las semillas ya secas en la licuadora o en la procesadora. Además puedes molerlas usando un molinillo de café. Tritúralas hasta conseguir un polvo fino con consistencia de harina.
  3. En un bol, mezcla las harinas: las de semillas de sésamo y la harina de berenjena.
  4. Haz un hueco en el centro, sitúa la levadura, la sal y mezcla a medida que añades un poco de agua tibia.
  5. Incorpora los huevos batidos, uno a uno, y mezcla delicadamente. Añade finalmente el queso rallado con lo demás del agua tibia, forma la masa y déjala que repose en un recipiente levemente aceitado y cubierta con un paño de cocina.
  6. Deja leudar a lo largo de 2 o 3 horas. Pasado aquel tiempo, engrasa un molde para horno y vierte la bola de masa.
  7. Enciende el horno al más alto.
  8. Cubre la fuente de horno y deja que la masa repose unos 15 min.
  9. Una vez listo, amásala apenas para darle forma. Además puedes recortar la bola de masa en 4 piezas y conformar panecitos, plegando todos los bordes hacia debajo.
  10. Pincela un poco de agua tibia sobre los panes y espolvorea por arriba las semillas de sésamo que has reservado para tal fin. Si lo quieres, usa yema batida en vez de agua.
  11. Baja un poco el horno y hornea el pan a lo largo de 30 min, o hasta que se dore sutilmente.

Recetas de Cocina

Receta de Batido de granada

¿Te gusta elaborar en casa tus propios batidos? Aquí te proponemos una idea un poco diferente de tus menús habituales: el batido de granada.

Cristina Flores

Publicada

el

Batido de granada

El batido de granada es sumamente refrescante y su ingrediente principal es la fruta con historia. Las granadas provienen del granado, que es fácil de plantar y cultivar y es ornamental por el color de sus frutos. Las granadas han sido bien consideradas por las civilizaciones más notables que las han dado vida a lo largo de la historia. Para los egipcios no solo eran muy sabrosos, sino que también tenían propiedades medicinales y decorativas. Para los judíos, este fruto siempre ha sido sinónimo de armonía y buenas relaciones.

Los romanos y griegos también lo valoraron mucho, se trata de una comida multicultural. Ahora bien, quizás quienes le dieron mayor notoriedad e importancia fueron los árabes y su gastronomía. La influencia de este alimento fue tal que esta sociedad dio su nombre a un reino. Hoy el territorio perteneciente a esta unidad es lo que conocemos como la Ciudad de Granada. Este fue probablemente el grupo étnico que más rápidamente aprendió sobre los beneficios de este producto natural. De hecho, se cree que su origen es el antiguo reino de Persia, ubicado en el actual Irán.

El comienzo del otoño es un momento muy positivo para este alimento natural. Justo entre septiembre y noviembre, donde la granada da su fruto. De hecho, la granada es una fruta de temporada y el resto de los meses suele pasarse por alto. El simple batido de granada ofrece mucho sabor y tu experiencia va más allá. La pulpa de esta fruta es bastante carnosa y su color es rojo bastante intenso. Su sabor varía de dulce a amargo dependiendo del estado de maduración de cada unidad. Al mismo tiempo se aprecia una cierta acidez, que aporta mucha diversidad al gusto general.

Ingredientes:

  • 4 granadas
  • 1 plátano
  • Dos limones
  • 20 mililitros de miel

Cómo hacer un batido de granada:

  1. Lavar y cortar las granadas por la mitad.
  2. Utilice un exprimidor y exprima el jugo de las granadas de la misma manera que para una naranja.
  3. Exprima el jugo de los dos limones en una taza y retire las semillas.
  4. Pelar y cortar el plátano en rodajas para facilitar su maceración.
  5. Ponga el jugo de granada, jugo de limón y rodajas de plátano en una licuadora o licuadora.
  6. Mezcla todos los ingredientes hasta obtener un batido ligero sin grumos de plátano.
  7. Agrega la miel al vaso de la licuadora y vuelve a batir por unos segundos.
  8. Sirve el batido y decora con media granada.
CONTINUAR LEYENDO
Publicidad
Publicidad

LO MÁS VISTO