Síguenos en redes sociales

Recetas de Cocina

Receta de alubias con champiñones fáciles de preparar

Cristina Flores

Publicada

el

Alubias.

Estas alubias con champiñones son un potaje fácil de preparar que nos servirá en esos días en los que el frío es el gran protagonista. Las alubias son una de las legumbres más admiradas, con ellas disfrutamos de una textura suave combinada con una aportación de fibra considerable. Podemos disfrutarlas sin incluir nada de carne en la receta, solo con verduras y unos champiñones que encontraremos disponibles todo el año. Si estas buscando ese plato de cuchara que sea capaz de enamorarte en medio de un temporal, toma nota de unas deliciosas alubias con champiñones, el resultado te impresionará.

Ingredientes:

  • 500 gr de alubias
  • 200 gr de champiñones
  • 1 cebolla
  • 2 hojas Acelgas
  • 1 hoja de laurel
  • 2 dientes Ajos
  • Pimentón dulce
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Caldo de verduras

Cómo preparar unas alubias con champiñones

  1. Estas alubias con champiñones se preparan rápidamente solo necesitamos una buena materia prima que nos permita disfrutarlas por todo lo alto. Las verduras serán las compañeras de viaje perfectas en una cuchara que nos trasladará a otra época.
  2. Los potajes son formas de aprovechar las verduras o carnes que había en casa después de la cosecha. Un invierno duro pasaba más rápidamente gracias a una comida tradicional caracterizada por sus sabores y materia prima.
  3. Unas alubias como estas pueden servirnos de plato único, combinadas con un poco de fruta de postre nos ayudarán a mantenernos en forma con el mínimo esfuerzo.
  4. Para cocinar la mayoría de las legumbres el primer paso es ponerlas a remojo, de esta manera conseguiremos que queden más blanditas y se cocine más rápidamente. Aunque todo plato de cuchara necesita tiempo para conseguir que quede perfecto.
  5. Nos ponemos en marcha preparando las alubias el día antes, las ponemos en remojo para que puedan estar listas al día siguiente. Para esta receta también nos sirven unas alubias de bote quedarán igual de buenos con los compañeros de viaje elegidos para la ocasión.
  6. Preparamos un sencillo sofrito. Pelamos la cebolla y la cortamos en trocitos, repetimos la operación con el ajo. Conseguiremos de esta manera la base de todo plato, unas verduras que aportarán su sabor.
  7. En una sartén con un chorrito de aceite pochamos la cebolla y el ajo. Le daremos un sabor tradicional con una verdura que se usa en este tipo de platos, la acelga.
  8. Cortamos la acelga en trocitos, le quitaremos los hilos más duro e irá directamente a convertirse en el fondo de este plato.
  9. Los champiñones los lavamos bien y troceamos. Al igual que las alubias podemos usar unos champiñones de bote, son una alternativa que nos puede servir para ahorrar tiempo y esfuerzos.
  10. Incorporamos los champiñones, salteamos un poco antes de poner las alubias con el pimentón.
  11. A continuación, llegará el turno del caldo. Este elemento conseguirá que se fusionen todos los sabores en un mágico potaje.
  12. Salpimentamos al gusto y dejamos que se cocinen todos los ingredientes. Le añadimos la hoja de laurel para darle ese sabor tradicional que todo plato de cuchara necesita.
  13. En unos minutos tendremos lista esta delicia en forma de potaje tradicional. Estas alubias con champiñones son un plato rápido y delicioso para disfrutar del frío en casa.

 

Recetas de Cocina

¿Cómo hacer merengue paso a paso?

Cristina Flores

Publicada

el

Receta de Merengue

La elaboración de un buen merengue es de esas cosas de cocina que tienen su truco. Esta mezcla es una elaboración protagonista en los postres occidentales de la actualidad. Su relevancia es notoria en la elaboración de pasteles, el alimento predilecto para la celebración del cumpleaños. Se trata de una mezcla bastante conocida y también muy tradicional. Existen varias hipótesis sobre su aparición y algunos cocineros europeos se disputan su creación.

Una primera hipótesis apunta a que su creador fue un pastelero de apellido Gasperini. Este era residente de Suiza y habría vivido a principios del siglo 17. Otra fuente histórica apunta a que la receta estaría emparentada al Rey Estanislao I Leszczynski de Polonia. Al parecer, un cocinero de su corte innovó a partir de una receta oriunda de Alemania. Se sabe que los cocineros de este soberano llevaron su preparación al palacio de Luis XV de Francia, yerno de Estanislao. A partir de este registro, se cree que los nobles franceses fueron los primeros comensales de este alimento azucarado. Por otra parte, siempre se ha dicho que esta es una receta de origen italiano. En localidades como Sicilia este plato se ha preparado desde hace mucho tiempo y forma parte de la cocina tradicional.

Los ingredientes del merengue son prácticamente los mismos que se utilizan desde su invención. Se trata de dos alimentos que se encuentran con facilidad en casi todas las cocinas familiares: huevos y azúcar. Adicionalmente, se le pueden agregar elementos aromatizantes como el zumo de limón, vainilla y otras sustancias similares. En otros casos, se incorporan avellanas y frutos secos para añadir otra clase de sabor y contextura. Sin embargo, su mezcla más básica tiene bastante gusto y permite un resultado de calidad. Lo realmente importante de los huevos en esta receta son las claras, las yemas no suelen utilizarse y no son necesarias ni siquiera en pocas cantidades.

Por otro lado, se suele aconsejar el uso de azúcar glas para obtener una mezcla mucho más definida y espumosa. No obstante, también puede utilizarse el azúcar blanco, que suele ser la más utilizada para endulzar platos en la cocina popular. Existen varias formas y recetas de preparar merengues y suelen dividirse según los estilos de cada país. Son conocidas la versión francesa, italiana y la suiza que es bastante sencilla de preparar. Aquellos que preguntan cómo hacer merengue podrían tener varias respuestas viables a su pregunta, aunque el concepto es el mismo.

Aprender cómo hacer merengue tiene muchas utilidades. A pesar de ser constantemente utilizado como relleno de pasteles, también se pueden hacer postres, como los suspiros. Estos se elaboran horneando la mezcla del azúcar y las claras de huevos una vez que esta levante. Se trata de un alimento libre de gluten y bastante ligero en comparación a otras preparaciones azucaradas. Es mucho mejor comer este tipo de propuesta que por ejemplo un producto de pastelería que integre harina de trigo y mantequilla. Como relleno es un poco más ligero que otros como por ejemplo el dulce de leche. La gran ventaja de los merengues es que son bajos en grasas en comparación con productos que integran leche o manteca. A continuación, verás cómo hacer merengue pero tendrás que seguir los pasos con mucho detenimiento… ¡sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 200 gramos de claras de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • ½ limón
  • Agua

Cómo preparar merengue paso a paso:

  1. Calentar una olla con un poco de agua y comenzar a hervir.
  2. Colocar sobre la olla con el agua un bol que se ajuste a sus medidas. La elaboración será según el método del llamado ‘baño María».
  3. Incorporar las claras de los huevos y el azúcar en el bol y comenzar a calentar.
  4. Colocar un termómetro de cocina y procurar que la mezcla no exceda los 60 grados centígrados. También se puede hacer de forma táctil, introduciendo un dedo, el agua no debe quemar lo más mínimo.
  5. Remover la mezcla de azúcar y claras de huevos mientras se cocina en baño de maría. Esperar a que el azúcar se disuelva.
  6. Colocar la mezcla en un bol para batidora de varillas y añadir unas gotas del zumo de limón.
  7. Batir la mezcla hasta que las claras estén montadas, tengan consistencia y el merengue esté frio.

Se puede saber que el merengue está listo porque al sacar la paleta el mismo estará espeso y formara puntas hacia arriba. Otro aspecto característico de una mezcla en su punto es su notoria brillantez. Hay quienes prefieren utilizar azúcar glas, pero la verdad es que con la tradicional no hay problema alguno. Durante la cocción, los granos suelen diluirse con el huevo por lo que la contextura de la preparación nunca entra en riesgo.

Si te preguntas cómo hacer merengue tradicional, pues con sus dos ingredientes tradicionales… Con la práctica dominarás cada proceso, logrando cada vez más una mejor textura…  ¡Solo debes seguir los pasos! ¡A cocinar!

CONTINUAR LEYENDO
Publicidad
Publicidad

LO MÁS VISTO