Síguenos en redes sociales

Recetas de Cocina

Receta de ceviche de lentejas

Cristina Flores

Publicada

el

Lentejas

El ceviche, cebiche, sebiche o seviche (que las cuatro formas de escribirlo están aceptadas por la RAE), es una preparación cuya carne (pescados y mariscos) es marinada en jugos cítricos. Pese a que es más conocido como una comida tradicionalmente peruana –donde se le considera patrimonio cultural–, el ceviche es también típico de los países hispanoamericanos del litoral del océano Pacifico, como Colombia, Chile, El Salvador, Guatemala, México, Honduras, Costa Rica, Nicaragua y Panamá. Esta receta de ceviche de lentejas es una versión vegana del tradicional de pescado y mariscos.

Los cítricos que más se usan son el limón y la lima ácida, la naranja o la mandarina. El aliño se elabora con variedades locales de ajíes, pues es picante; algunos incluyen cilantro picado y, excepto en Perú, Chile y Panamá, muchos le agregan también salsa de tomate. Los pescados y mariscos se dejan marinando un buen tiempo, y el jugo cítrico hace una especie de cocción mediante la cual las carnes quedan aptas para el consumo humano.

La receta de ceviche de lentejas, como estamos viendo, es una variación vegana igualmente nutritiva, pues las lentejas son, de hecho, una de las fuentes más poderosas de proteínas vegetales. Desde el Neolítico ya eran conocidas por los seres humanos, y desde la antigüedad se cultivó por toda la cuenca mediterránea porque es muy fácil de cosechar. Al sembrarlas, los suelos se benefician y se regeneran gracias al nitrógeno aportado por las bacterias simbióticas que habitan en sus raíces. Son muy económicas y se conservan bastante bien, y además son literalmente una explosión de nutrientes.

Su nombre científico es Lens esculenta, y es familia de las leguminosas; su aporte de proteínas es notablemente alto, con un 23.5%, bastante más que el garbanzo o la judía y más que pescados, carnes y otros alimentos de origen animal. Hay que combinarlas con otros alimentos, como el trigo, el mijo, el arroz, semillas de sésamo o frutos secos, porque las proteínas de las lentejas son escasas en cistina y metionina, y esto limita el aprovechamiento por parte del organismo. En contraste, no tienen grasas saturadas y son muy fáciles de digerir.

Otro detalle es que son ricas en hierro, característico de las legumbres, pero el cuerpo no los absorbe naturalmente, hay que ayudarlo. La manera de potenciar esto es agregarle limón, rico en vitamina C, pues esta vitamina ayuda al organismo a absorber correctamente el hierro. En el caso de la receta de ceviche de lentejas, el aliño se prepara precisamente a base de zumo de limón, lo que potencia todos los nutrientes de esta maravillosa legumbre.

Las lentejas nos proveen de energía,pues su contenido en hidratos de carbono complejos es importante, y son de absorción lenta, es decir, que la glucosa pasa a la sangre progresivamente sin generar picos de glucemia; son ricas en fibra y tienen un gran poder saciante, ejerciendo un efecto prebiótico en la flora intestinal.

Ingredientes:

  • 350 gramos de lentejas ya cocidas y escurridas
  • 1 cebolla morada
  • Zumo de 4 limones
  • 230 gramos de tomates cherry
  • ¼ taza de cilantro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chile serrano o 1 guindilla
  • 1 aguacate
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo preparar la receta de ceviche de lentejas:

  1. Escurrir las lentejas y dejarlas enfriar.
  2. Cortar la cebolla en juliana muy fina.
  3. Picar el cilantro y los ajos muy finamente. Los tomates cherry cortarlos en cuartos o a la mitad.
  4. Picar el aguacate en cuadrados o en delgadas lonchas. Retirarle a la guindilla las semillas y las venas, y picarla muy pequeña.
  5. En un bol grande, mezclar las lentejas con todos los ingredientes, incluidos el zumo de limón recién exprimido, el aceite de oliva y sal y pimienta.
  6. A este conjunto se pueden agregar hierbas aromáticas y especias al gusto, como podría ser el orégano, cominos molidos, etc.
  7. Reservar en la nevera media hora y servir.

Puedes acompañar la receta de ceviche de lentejas con chips de maíz o yuca, que quedan estupendos. Si incluyes el aguacate en el ceviche, lo mejor es que lo cortes en pequeños trozos y que forme parte de esta sorprendente ensalada. En otro caso, córtalo en rebanadas y sirve el ceviche con el aguacate rodeándolo, como un adorno.

Se trata de un plato muy vistoso que iluminará tu mesa en primavera o verano, pues además resulta muy fresco. Ya ves que no tienes que renunciar a comer lentejas cuando suben las temperaturas, pues la receta de ceviche de lentejas es la prueba de que no es obligatorio esperar al otoño y al invierno para comerlas.

El sabor intenso del limón potencia los demás ingredientes, haciendo de esta preparación un plato muy recomendable si quieres hacer un almuerzo de lo más saludable, o también como un aperitivo en las tardes estivales, que se alargan idealmente para conversar con los amigos después de llegar de la playa o del paseo por la montaña.

Recetas de Cocina

¿Cómo hacer merengue paso a paso?

Cristina Flores

Publicada

el

Receta de Merengue

La elaboración de un buen merengue es de esas cosas de cocina que tienen su truco. Esta mezcla es una elaboración protagonista en los postres occidentales de la actualidad. Su relevancia es notoria en la elaboración de pasteles, el alimento predilecto para la celebración del cumpleaños. Se trata de una mezcla bastante conocida y también muy tradicional. Existen varias hipótesis sobre su aparición y algunos cocineros europeos se disputan su creación.

Una primera hipótesis apunta a que su creador fue un pastelero de apellido Gasperini. Este era residente de Suiza y habría vivido a principios del siglo 17. Otra fuente histórica apunta a que la receta estaría emparentada al Rey Estanislao I Leszczynski de Polonia. Al parecer, un cocinero de su corte innovó a partir de una receta oriunda de Alemania. Se sabe que los cocineros de este soberano llevaron su preparación al palacio de Luis XV de Francia, yerno de Estanislao. A partir de este registro, se cree que los nobles franceses fueron los primeros comensales de este alimento azucarado. Por otra parte, siempre se ha dicho que esta es una receta de origen italiano. En localidades como Sicilia este plato se ha preparado desde hace mucho tiempo y forma parte de la cocina tradicional.

Los ingredientes del merengue son prácticamente los mismos que se utilizan desde su invención. Se trata de dos alimentos que se encuentran con facilidad en casi todas las cocinas familiares: huevos y azúcar. Adicionalmente, se le pueden agregar elementos aromatizantes como el zumo de limón, vainilla y otras sustancias similares. En otros casos, se incorporan avellanas y frutos secos para añadir otra clase de sabor y contextura. Sin embargo, su mezcla más básica tiene bastante gusto y permite un resultado de calidad. Lo realmente importante de los huevos en esta receta son las claras, las yemas no suelen utilizarse y no son necesarias ni siquiera en pocas cantidades.

Por otro lado, se suele aconsejar el uso de azúcar glas para obtener una mezcla mucho más definida y espumosa. No obstante, también puede utilizarse el azúcar blanco, que suele ser la más utilizada para endulzar platos en la cocina popular. Existen varias formas y recetas de preparar merengues y suelen dividirse según los estilos de cada país. Son conocidas la versión francesa, italiana y la suiza que es bastante sencilla de preparar. Aquellos que preguntan cómo hacer merengue podrían tener varias respuestas viables a su pregunta, aunque el concepto es el mismo.

Aprender cómo hacer merengue tiene muchas utilidades. A pesar de ser constantemente utilizado como relleno de pasteles, también se pueden hacer postres, como los suspiros. Estos se elaboran horneando la mezcla del azúcar y las claras de huevos una vez que esta levante. Se trata de un alimento libre de gluten y bastante ligero en comparación a otras preparaciones azucaradas. Es mucho mejor comer este tipo de propuesta que por ejemplo un producto de pastelería que integre harina de trigo y mantequilla. Como relleno es un poco más ligero que otros como por ejemplo el dulce de leche. La gran ventaja de los merengues es que son bajos en grasas en comparación con productos que integran leche o manteca. A continuación, verás cómo hacer merengue pero tendrás que seguir los pasos con mucho detenimiento… ¡sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 200 gramos de claras de huevo
  • 300 gramos de azúcar
  • ½ limón
  • Agua

Cómo preparar merengue paso a paso:

  1. Calentar una olla con un poco de agua y comenzar a hervir.
  2. Colocar sobre la olla con el agua un bol que se ajuste a sus medidas. La elaboración será según el método del llamado ‘baño María».
  3. Incorporar las claras de los huevos y el azúcar en el bol y comenzar a calentar.
  4. Colocar un termómetro de cocina y procurar que la mezcla no exceda los 60 grados centígrados. También se puede hacer de forma táctil, introduciendo un dedo, el agua no debe quemar lo más mínimo.
  5. Remover la mezcla de azúcar y claras de huevos mientras se cocina en baño de maría. Esperar a que el azúcar se disuelva.
  6. Colocar la mezcla en un bol para batidora de varillas y añadir unas gotas del zumo de limón.
  7. Batir la mezcla hasta que las claras estén montadas, tengan consistencia y el merengue esté frio.

Se puede saber que el merengue está listo porque al sacar la paleta el mismo estará espeso y formara puntas hacia arriba. Otro aspecto característico de una mezcla en su punto es su notoria brillantez. Hay quienes prefieren utilizar azúcar glas, pero la verdad es que con la tradicional no hay problema alguno. Durante la cocción, los granos suelen diluirse con el huevo por lo que la contextura de la preparación nunca entra en riesgo.

Si te preguntas cómo hacer merengue tradicional, pues con sus dos ingredientes tradicionales… Con la práctica dominarás cada proceso, logrando cada vez más una mejor textura…  ¡Solo debes seguir los pasos! ¡A cocinar!

CONTINUAR LEYENDO
Publicidad
Publicidad

LO MÁS VISTO