Síguenos en redes sociales

Salud y Belleza

¿Sabes realmente cuántos vasos de agua debes tomar diario para mantener tu belleza y salud?

Cristina Flores

Publicada

el

¡No necesariamente son 8! Aquí te revelamos cuánta agua debes tomar diario según tu peso.

Estamos seguras de que la respuesta sería la misma en la mayoría de los casos, si les preguntáramos a todas las personas: ‘¿Cuánta agua debes de tomar todos los días para mantener tu cuerpo con salud y belleza?’

Y es que seamos [email protected], ¿cuántas veces hemos escuchado sobre los beneficios de tomar agua en ayunas, que a cierta hora de la noche ya no deberíamos hidratarnos o que ‘deberíamos’ ingerir H2O solamente cuando sentimos sed?

Sin duda, existen muchos mitos y realidades sobre el beber agua y una de ellas es la cantidad ‘exacta’ que se supone que [email protected] deberíamos tomar diario para cuidar de nuestro cuerpo, tanto en el ámbito de salud como en el de belleza. Por eso decidimos, de una vez por todas, aclarar esta duda que tal vez ha cruzado por tu mente en más de una ocasión.

¿Cuántos vasos de agua debes tomar diario según tu peso para cuidar de tu salud y belleza?
Según los expertos, una forma muy práctica, rápida y efectiva de calcular qué cantidad de agua requiere tu cuerpo todos los días es calcular tu peso actual (considera que en temporada de fiestas, como las celebraciones de fin de año que acabamos de tener, solemos ganar un par de kilos) y dividirlo entre 7 (ya que, en promedio, 70% de nuestro cuerpo está formado de agua). Si pesas 60 kilos, por ejemplo, significa que lo ideal es que ingieras 8.5 vasos (de medida estándar) diariamente.

¿Debes tomar más agua de lo habitual cuando haces ejercicio?
La respuesta es sí y esto se debe a que, mientras te ejercitas, tu cuerpo se deshidrata y por ello necesita volver a recuperar el H20 que perdió mientras estaba en movimiento y quemaba calorías (especialmente cuando tu entrenamiento es en la mañana).

Toma en cuenta que cada tipo de ejercicio es distinto (considerando la cantidad de tiempo que te ejercitas, la intensidad que ejerces al moverte y si se trata de una práctica de alta intensidad o de técnicas para moldear y marcar solo algunas partes del cuerpo), así es que lo ideal es que te acerques con tu entrendor y nutriólogo para que te digan exactamente cúanta agua deberías tomar y en qué momentos (en algunos entrenamientos no es recomendable hidratarte demasiado mientras los practicas y se sugiere que no bebas agua una hora antes de comenzar a ejercitarte.)

¿Es cierto que debes tomar más agua en verano que en invierno?
Más que una temporada, el punto es que debes tomar más agua cuando tu cuerpo se somete a altas temperaturas (si vas a la playa, no importa que sea invierno, este punto suele aplicar casi siempre). No es casualidad de que los índices de deshidratación en el mundo aumenten durante el verano, así es que consulta con tu médico en qué proporción deberías aumentar tu ingesta de H20 según tu estado de salud, tu peso y estilo de vida.

Por otro lado, en invierno (y durante las bajas temperaturas), tal vez has notado que tu piel tiende a resecarse, lo que significa que requiere de una dosis más alta de humectación (podrías reemplazar productos de gel o sueros muy ligeros por artículos de consistencia más pesada y cremosa, por ejemplo). Así es que también te sugerimos acercarte a tu dermató[email protected] para que te diga, según tu tipo de piel y sus necesidades, cúanta agua debes tomar en estas circunstancias.

Los principales beneficios de tomar agua en la salud y belleza
Son muchos y probablemente ya conozcas la mayoría de ellos, pero a continuación te enlistamos los principales para que aumente tu motivación de tomar más agua todos los días.

Reduce la aparición de arrugas (ya que repone los tejidos celulares, estimula la elasticidad de la piel y retrasa el envejecimiento).

El agua elimina las toxinas e impurezas del organismo que interfieren en el proceso de la renovación celular.

Ayuda un mejor funcionamiento de los riñones y previene enfermedades y malestares en ellos.

Le da más firmeza a tu piel y combate la celulitis, debido a que aporta minerales, nutrientes y oxígeno.

Disminuye el hambre y te ayuda a mantenerte en tu peso ideal (muchas veces es sed y no hambre lo que tienes, pero lo interpretas de forma errónea, así es que la próxima vez que tengas un antojo bebe un poco de agua e identifica si tus ganas de comer se desvanecieron).

Te da más energía durante el día y evita que te sientas cansado (el agotamiento y algunos dolores de cabeza con frecuencia son signos de deshidratación).

Beber agua diario fortalece tus huesos y los mantiene saludables.

Salud y Belleza

El aceite de coco un aliado para tu salud y belleza

Cristina Flores

Publicada

el

Aceite de coco

El aceite de coco se ha convertido en un ‘must have’ entre los amantes de la alimentación y la salud natural, algo que nos llama la atención dada la gran cantidad de grasas saturadas que contiene. «Es cierto, el aceite de coco es uno de los pocos aceites de origen vegetal con casi un 90% de ácidos grasos saturados en su composición», dice Samantha Penfold, creadora del concepto Organic Market & Food, en Marbella y Madrid. «Sin embargo, no se trata de las grasas saturadas nocivas que se encuentran en el queso o en la carne, las del coco contienen triglicéridos de cadena media, altamente beneficiosos para la salud, explica».

Si huyes , pensando que engorda demasiado, no te prives de este alimento. Como dice Martínez, «este tipo de grasa pasa directamente del intestino al hígado favoreciendo la cetosis (quema de grasas), elevando el metabolismo y aumentando la sensación de saciedad». «Los cuerpos cetónicos que produce son además el combustible preferido del cerebro y previenen las enfermedades neurodegenerativas», añade.

Fortalece el sistema inmune, protegiendo así al organismo de microorganismos y enfermedades.

Mejora los niveles de colesterol.

Favorece la digestión y la circulación intestinal.

Aumenta la sensación de saciedad.

Contribuye a quemar la grasa abdominal.

Su sabor es delicioso y ofrece un toque especial a tus preparaciones.

Resiste altas temperaturas antes de quemarse, haciéndolo ideal para frituras sin que pierda sus singularidades con el calor.

Puedes preparar tu propio aceite de coco virgen, solo necesitas un coco color café bien maduro. Pártelo y extrae la pulpa con una cuchara fuerte, córtala en trozos pequeños y lícuala con un chorrito de agua. Exprime a continuación esta pasta con un filtro de café hasta extraer todo el líquido. Déjalo reposar en la nevera 24 horas para que la leche se separe del aceite. La primera formará una capa en la parte superficial y el aceite se quedará en el fondo. Retira la leche y listo, ya puedes beneficiarte de las propiedades del aceite de coco.

CONTINUAR LEYENDO
Publicidad
Publicidad

LO MÁS VISTO